Esta web recopila datos de navegación mediante cookies de terceros para elaboración de estadísticas. Si sigues navegando, se entiende que aceptas estas cookies

El día en que empezó a cambiarse la historia


La falacia de la modernidad.

La principal falacia de aquellos que piensan haber superado la modernidad es, básicamente, que como sugería el filósofo de la ciencia Bruno Latour años atrás, nunca hemos sido modernos.

Desde la pos-modernidad se pretende revisar y replantear con una liberalidad de pensamiento aquello que es obvio y tiene sentido para las sociedades humanas tal y como fueron instituidas hasta hoy: revisar la modernidad.

La modernidad se basa en sinceros principios como la transversalidad del poder humano, la multiplicidad de ideas y pensamientos, y super-estructuras fuertes que, en principio, liberan el espacio y el tiempo para ser dominados por más personas, para el empoderamiento de los individuos. Expansión de riqueza, expansión de conocimiento, y proyectos humanos que permiten avances sociales rápidos. El post-modernismo tiende a revisar aquello previamente instituido y asumido por esa supuesta modernidad, las bases que dieron pie a que apareciese esa apertura de mentalidades y sociedades.

La modernidad, como hecho histórico, se vincula directamente a la expansión de las ideas del Renacimiento y la posterior Ilustración europeas. Así mismo, se identifica de la misma manera con la revoluciones capitalistas e...

Leer más...


Por: Manuko | Fecha de modificación: 08/05/2018 08:23


Parecía que teníamos un plan...


Nos pusimos como locos a mirar qué hacer para mejorar nuestras condiciones de vida. Nos reunimos en grupos, hicimos asambleas, comenzamos a pensar por cuenta propia. Construimos máquinas, hicimos cálculos, dimos con las proporciones propias de la naturaleza: la proporción aurea, la secuencia de Fibonacci, las quintas de Pitágoras, la cuadratura del círculo, los números primos. La palanca necesaria para mover todo un mundo.

Nos entretuvimos dando vueltas al origen de las cosas, y permitimos muchas veces que otros se sintiesen poderosos dandoles la satisfacción de nuestra muerte terrenal, del fin de las capacidades de uno solo que, en su gran mayoría, jamás trascendieron. Las cantidades de seres humanos que han muerto en balde por pertenecer a tiempos y espacios hostiles, dominados por hombres con armas y dinero... jamás les perdonaremos a esos que frenaran el avance de todos. En la historia se les vio como poderosos, y solo a los que les veían como poderosos se les dejó sobrevivir. Las religiones, al final, explican eso: como los poderosos eligieron una historia explicando cosas que no se entendían para que el populacho no diese tanto por saco.

Parecía que teníamos un plan, el plan de ser mejores, de hacer las cosas más sencillas y fáciles para los que vinieran después de nosotros. Hoy vivimos en un tiempo en ...

Leer más...


Por: Manuko | Fecha de modificación: 30/04/2018 04:13


Quizá quisiste cambiar el mundo...


Publicado originalmente el 17 de Agosto de 2017.
Puede que algún día en el pasado quisieras cambiar el mundo. Puede que lo intentases de mil maneras. A pecho descubierto frente a un bate opresor o huyendo de ideas que dijesen que ese no era el día.

Puede que te sintieras fracasado, eterna y reiterativamente cayendo en los mismos modos, las mismas formas, y los mismos resultados, en constante locura. Puede que tomases la reflexión de hacer las cosas para un futuro que no será tuyo, si no de otros. Puede que dejases de lado toda idea según la cual tu vida solo tiene valor mientras la vivas, y llegaras a plantear que, de alguna forma, puedes entregarla a una idea ulterior de las cosas, a algo que trasciende la experiencia.

Puede que igual que plantaste los Dioses, los segaras, los arrancaras de raíz, los fusilaras, los rajaras por medio para ver de qué están hechos, o, en todo caso, acabaras con ellos en cualquier interpretación que pudieses hacer de tales actos de idealización.

Puede que en algún momento pensaras equivocadamente que un día creciste y la rebeldía se acabó. Puede quizá que no pensases que, dentro de lo que cabe, el mundo cambia contigo, y tú cambias con el mundo.

En el fondo, la frase "cambiar el mundo antes de que el mundo me cambie a mi" siempre me dio mucho pavor y me provoca antipatía, y eso nunca ha cambiado. Porque estamos en...

Leer más...


Por: Manuko | Fecha de modificación: 17/04/2018 06:01


Pero... ¿por qué tuvo que haber un Jesucristo?


Este texto pretende dilucidar desde la razón la realidad histórica de la existencia de Jesucristo, dejando de lado la sensibilidad espiritual y el plano de la Fe.
Como tantas otras cosas, me gusta la antropología y la historia. Sin estudios sobre antropología por ningún lado, excepto de autodidacta, si que me ha interesado mucho, como literatura, el relato histórico, las mitologías griegas, nórdicas, latinas, hinduistas, judías, cristianas, mahometanas, y algo por ahí de las religiones mesoamericanas precolombinas. Vaya, el cuerpo canonico de la antropología religiosa, ese canon pop que a muchos nos llama.

En ese sentido, uno de mis libros favoritos es el Genesis de Robert Crumb: su validez como relato, para mi, trasciende lo meramente formal y pasa al terreno de lo artístico por la puerta grande. El libro se basa en una serie de estudios antropológicos sobre el origen de la sociedad hebrea judía, cruzandolo con el relato del Génesis del Pentateuco judio (el origen del mundo para judios, cristianos y mahometanos). Crumb es un dibujante de comics, así que no es el libro de referncia definitivo, pero precisamente por ser un comic, para mi es el epitome del conocimiento sobre el relato del Genesis: un relato mitológico sobre la creación del mundo ideado como justificaci...

Leer más...


Por: manuko | Fecha de modificación: 03/04/2018 03:30


Apología del tontilismo.


Publicado originalmente el 24 de abril de 2014.
Imagina una sociedad llena de tontos. Bueno, a ver, es una palabra cualquiera, tontos. No hablo de tontos sin más, tontos como gente con capacidades reducidas ni nada por el estilo. Imagina que, por ejemplo, quisieron mostrar su curiosidad en el peor de los momentos y entonces fueron reprimidos. Imagina que en la busqueda de los límites sociales se llevaron palos verdaderamente fuertes. Quizá tuvieron revelaciones a destiempo sobre la vida, cuando sus mentes aún no estaban preparadas para procesar la desdicha, no por capacidad, sino por oportunidad. Al fin y al cabo, entre tontos es asumible que todos los tontos son iguales, pero unos son más iguales que otros, y los tontos se rien de ello. Es su aliciente en forma de retroalimentación chauvinista: el tonto se rie de otros cuando no saben algo. El tonto no piensa que ser tonto es hacer tonterías, sino no saber algo o no haber vivido algo. Así de tonto es el tonto, que incluso llega a ser tontista.

Imagina conmigo, imaginemos qué ocurriría. Al final resulta que tendríamos gente ocupando diversos puestos que no son capaces de desarrollar por su cuenta. Reyes que no reinan, presidentes que no presiden, ministros que no administran, pueblos soberanos que no ejercen su poder sino que prefieren que otros les justifiquen las cuentas, y demás. Médicos que recomiendan fumar, contribuyentes cumplidores que te...

Leer más...


Por: manuko | Fecha de modificación: 28/03/2018 09:44